domingo, 12 de enero de 2014

Macarrones con pera y gorgonzola




Una receta de diario, muy sencilla y sabrosa. Ideal para aquellos a los que les gusten los quesos de sabores intensos y la mezcla de agridulce. A mi me ha encantado.

Ingredientes para 4 personas:

  • 500 gramos de macarrones.
  • 200 gramos de gorgonzola.
  • 100 gramos de nata líquida.
  • 3 peras maduras.
  • una cucharadita de mantequilla.
  • pimienta negra molida.

Preparación:

Hervimos los macarrones en abundante agua con sal hasta que esten al dente. Reservamos.
En una sartén derretimos la mantequilla, a continuación añadimos el queso y la nata, y dejamos a fuego medio durante unos minutos hasta que el queso se haya fundido y la nata reduzca un poco. Yo le he añadido a la salsa media cucharadita de postre de azúcar, porque me gusta más dulzona, pero no es necesario. Quitamos el corazón de las peras y las cortamos en dados. Yo las he pelado, pero según la variedad de peras que utiliceis las podéis poner con piel. Dejamos un par de minutos más a fuego medio y añadimos los macarrones a la sartén.
Espolvoreamos generosamente con pimienta negra recién molida y servimos.


viernes, 3 de enero de 2014

Manzanas asadas rellenas de membrillo



Después de comilonas y atracones parece mentira pero todavía nos sigue apeteciendo un postre, aunque sea uno ligerito. Al fin y al cabo es fruta con un puntito de dulce, y sientan de maravilla.

Ingredientes:
  • manzanzas
  • membrillo
  • azúcar moreno
  • vino moscatel

Preparación:

Lavamos bien las manzanas y con un descorazonador de manzanas quitamos el corazón. El descorazonador es un utensilio especialmente útil si soléis preparar manzanas asadas a menudo, no es caro y ocupa muy poco espacio. Además, también lo podéis usar para vaciar cupcakes y luego rellenarlos de cremas varias, o para otras frutas.


Si no tenéis, os podéis apañar bien con un cuchillo, aunque sea más lento.
Ponemos las manzanas en una fuente apta para horno y las vamos rellenando. Dentro de cada manzana pondremos una cucharadita de membrillo y las rociamos con un chorro generoso de vino moscatel. Encima de las manzanas esparcimos azúcar moreno al gusto.
Horneamos unos 40 minutos a 175º o hasta que veamos que las manzanas estan suficientemente asadas y nos queda un caldo caramelizado espesito.
Las podemos tomar frias o templadas, al gusto de cada uno.


lunes, 4 de noviembre de 2013

Tarta de primer cumpleaños



Hoy hace un año que nació Júlia. Topicazo, ya lo se, pero como pasa el tiempo...es impresionante. Me he quedado mirando las fotos de cuando tenía unas semanitas de vida y era un bebé rollizo, y apenas la reconozco. Por una parte me parece que fue ayer cuando le vi la carita por primera vez, y por otra parte me cuesta recordar a ese bebe al que acunaba envuelto en una mantita durante horas y horas.
Ha sido un año intenso, durante el cual he vivido emociones muy especiales que hasta ahora desconocía. También entra en el lote alguna noche en blanco, y llegar tarde al trabajo por culpa de una vomitona inesperada, pero sin duda el balance sigue siendo muy positivo y los buenos momentos ganan por goleada.
Pues eso, que un añito no se cumple todos los días, y merecía una celebración especial. Aprovechando un ratito de siesta de la homenajeada me dispuse a prepararle una tarta de cumpleaños. Tiene especial adoración por hello kitty, por eso cubrí la tarta con una oblea del animalito en cuestión.
La tarta en si es de las fáciles, más bien de las muy fáciles, pero como ya habéis observado con la casi nula publicación de posts, no ando muy sobrada de tiempo últimamente. Esta es otra de las maravillas de ser madre y que no había mencionado jeje.

Vamos a la receta.

Ingredientes:

Para la crema pastelera:
  •  1/2 litro de leche entera
  •  2 huevos pequeños
  •  5 cucharadas soperas de azúcar
  • 50 gramos de maicena.
  • opcional y al gusto: un palito de canela y corteza de limón o azúcar vainillado o esencia líquida de vainilla.
 Para la nata:
  • 1/2 litro de nata para montar (35%MG)
  • 70 gr. de azúcar glas.
  • 1 cucharada sopera de queso crema.

Para el toffee:
  •  150 g. de azúcar
  • 2 cucharadas soperas de agua.
  • 200 ml de nata líquida.
Resto de ingredientes:
  • 1 paquete de galletas, pueden ser redondas tipo Maria, o cuadradas. Dependerá del tipo de molde que uséis.
  • Moscatel o leche para remojar las galletas. Al gusto, aunque si van a comer niños mejor con leche.
  • Decoración al gusto: algún adorno de chocolate, obleas, almendra crocanti, etc


Preparación:



Preparamos una crema pastelera. Podemos hacerlo de manera tradicional, poniendo a hervir la leche con  el azúcar, un palo de canela y corteza de limón (o cambiando la canela y el limón por azúcar vainillado o esencia de vainilla líquida).
En un cazo aparte batimos los huevos con la maizena y un poco de leche  fria
Cuando la leche empiece a hervir le añadiremos la mezcla de los huevos y dejamos que espese a fuego lento y sin parar de remover. Retiramos del fuego y quitamos la canela y la corteza de limon
Si queremos una manera más sencilla, pondremos la leche (con lo que prefiramos para aromatizar) en un bol apto para microondas y la dejamos hervir.
Sacamos del microondas y retiramos el palito de canela y la corteza de limón. A continuación añadiremos la mezcla de huevos, maicena y leche fria. Removemos bien con unas varillas y volvemos a meter al microondas a intervalos de 30 segundos. Sacamos y removemos bien con las varillas, y así hasta que haya espesado lo suficiente. Debemos tener en cuenta que una vez fria espesará más.
Ponemos la crema en un molde que tendremos preparado cubierto de galletas. No hace falta que remojemos estas galletas ya que pondremos la crema en caliente y  ya se ablandarán lo suficiente.
Alisamos en lo posible la capa de crema pastelera.


La siguiente capa es de nata, pero antes de montar la nata prepararemos el toffee, así tendrá tiempo de enfriarse.

Para preparar el toffee pondremos en un cazo el azúcar y las dos cucharadas de agua. Cuando el caramelo coja color, más o menos color avellana, añadiremos la nata líquida, un poco templada, no fria. Iremos echando la nata poco a poco y sin dejar de remover, a fuego lento hasta que vaya espesando. La consistencia que debemos conseguir es como de una mermelada, que sea espeso. Debemos tener en cuenta que una vez haya enfriado espesará más. Reservamos el toffee.

A continuación preparamos la capa de nata. Para ello montamos la nata con el azúcar glas y la cucharada de queso crema. Es importante que la nata esté muy fria, mejor si la ponemos un rato antes en el congelador. Una vez tenemos la nata montada bien firme, la esparcimos sobre las galletas procurando que nos quede una capa lisa. Reservamos un rato en la nevera.
Finalmente, vertemos el toffee ya frio sobre la capa de nata, moviendo un poco el molde para que se extienda bien. Decorar al gusto: con algún adorno de chocolate, frutos secos, obleas, ...o lo dejamos tal cual, que también esá genial.
Reservamos en la nevera hasta el momento de servir.
 





lunes, 2 de septiembre de 2013

Patatas aranesa

sábado, 13 de julio de 2013

Mail de contacto

Pueden contactar conmigo en

roser5555@hotmail.com

martes, 7 de mayo de 2013

Dit i fet



No veía el momento de volver a publicar, se me ha hecho eterno teneros tan abandonados.
Comer, comemos cada día, pero hace mucho que no preparo nada nuevo, digamos que cocinamos en plan supervivencia. La verdad es que entre la niña, el trabajo, la casa, y que ando metida en la reforma de otra vivienda, el día no da para más. En realidad creo que necesitaría que tuviera unas horas de más. Pero en fin, después de mucho tiempo volvemos al ataque. Esta vez con un clásico, un "dit i fet", que no es más que la conocida tarta de galletas y chocolate, la de toda la vida, la de nuestra infancia.
Esta receta se la dedico a Rosario, una chica encantadora que trabaja en el centro de jardinería Truvi de Ferreries. Fue ella, la que me recordó esta receta hace ya un tiempo. En ese momento le prometí que publicaría la receta, y aunque un poco tarde, lo prometido es deuda.
Lo que me perdonaréis es que de momento publique la receta sin la foto original, todo se andará.

Ingredientes:
  • galletas (pueden ser las típicas galletas María o galletas rectangulares).
  • 50 gramos de margarina (yo no soy de usar margarina, siempre uso mantequilla, pero en esta receta la uso, por ser más cremosa).
  • 75 gramos de azúcar glass.
  • 100 gramos de chocolate en polvo.
  • 2 huevos.
  • leche o moscatel.
Preparación:

En un bol mezclaremos la margarina con el azúcar glass y removeremos hasta conseguir una masa fina. Añadiremos el chocolate en polvo y luego las dos yemas del huevo (reservando las dos claras de huevo). Mezclaremos bien con un tenedor o varillas manuales.
En un plato pondremos leche o moscatel, depende de si van a comer niños o adultos.
Si ponemos leche es preferible que sea un poco tibia, no fria de la nevera.
Remojaremos las galletas, una a una, y las iremos colocando en un plato o bandeja formando una primera capa. Sobre la capa de galletas extenderemos la mezcla reservada de chocolate.
Seguiremos con la segunda capa de galletas, cubriremos de chocolate, y así formaremos tantos pisos de galletas y chocolate como deseemos.
Para que quede más homogénea podemos cubrirla con la mezcla de chocolate.
Con las dos claras reservadas podemos hacer merengue para decorar la tarta, aunque esto es opcional. A mi personalmente me gusta más sin merengue.
Si no ponemos merengue podemos decorar con fideos de chocolate, lacasitos, coco rallado, frutos secos, etc.





martes, 25 de diciembre de 2012

Felices fiestas...y pastéis de Belém



Ya sabéis que ando muy ocupada, pero no podía dejar de felicitaros la Navidad y obsequiaros con una nueva receta.
Los pastéis de Belém son una de las especialidades más características de la repostería portuguesa, y consisten en unas cestitas de masa de hojaldre rellenas de una especie de crema catalana hecha con nata.

Se fabrican desde 1837 en una confiteria muy antigua que hay justo al lado del monasterio de los Jerónimos y la Torre de Belém, en Lisboa. Y ahí fue justamente donde los probé por primera vez. Aunque no son exclusivos de esta pastelería, ya que también los hacen en otras muchas pastelerías de Portugal.

Me encantaron por su sencillez y sabor delicado. Así que una vez regresé a casa después de nuestro viaje a Portugal, estuve buscando la manera de prepararlos, y aunque en parte deben su fama a una supuesta "receta secreta" originaria del convento, no es difícil encontrar diferentes recetas para elaborar estos pastelitos. Muy probablemente se nos escape algun ingrediente o truco secreto de la receta original, pero el parecido en textura y sabor es realmente asombroso.


Ingredientes:
  • 1/2 litro de nata líquida.
  • 1 palo de canela.
  • corteza de limón.
  • 6 yemas de huevo.
  • 275 gramos de azúcar (receta original 300 gramos).
  • 50 gramos de maizena.
  • hojaldre.
  • leche.
  • mantequilla para los moldes.
Preparación:

Empezamos preparando la crema de nata. Para ello se pone a calentar la nata con el azúcar, la canela y la piel de limón. Cuando empieza a hervir, se sacan la canela y la piel de limón y se añade la maizena disuelta en un poco de leche, pasándola por un colador para evitar los grumos. Se deja al fuego hasta que empieza de nuevo a hervir, y entonces se añaden las yemas disueltas en otro poco de leche. Se mueve sin parar con unas varillas manuales, para evitar grumos, y se deja a fuego lento hasta que la crema espese, procurando que no llegue a hervir para evitar que se corte el huevo.


A continuación forramos con el hojaldre unos moldes de los de magdalenas o muffins. Si tenemos un hojaldre rectangular lo enrollamos en espiral y luego cortamos círculos de 1 cm. Pincelamos los moldes con mantequilla (si son de silicona no es necesario) y extendemos la masa.
Luego, cuando la crema se ha enfriado un poco, se rellenan los moldes forrados de hojaldre y se llevan al horno, precalentado a 180º. Se hornean entre 15 y 20 minutos, o cuando se ve que el hojaldre está cocido y la crema empieza a tostarse por la superficie.
Para sacarlos del molde con facilidad hay que dejar que se enfríen un poco. Se sirven tal cual o bien rociados con un poco de azúcar glass y canela.

sábado, 15 de diciembre de 2012

Júlia

Eran las tres menos cinco de la madrugada del sábado 4 de noviembre cuando nació mi hija Júlia. Desde ese momento todo mi tiempo y todas mis energias son para ella, por eso esta parada temporal del blog, una causa que bien lo merece.
Me hacía ilusión presentarla en sociedad blogeril, así que aqui la tenéis. Como podéis comprobar, su padre es muy culé, un gran fan del Barça, y ya la está instruyendo para que coja afecto a los colores "blau-grana".




miércoles, 31 de octubre de 2012

Recetas para Todos los Santos

Os pongo un par de recetas típicas para estos días.

Unos ricos buñuelos



Dedos de bruja, por si tenemos alguna celebración de Halloween






sábado, 20 de octubre de 2012

Bizcocho de nata y nueces



Un rico bizcocho perfecto para tomar con una taza de té o café a media tarde, para desayunar o a cualquier hora que nos apetezca, porque está delicioso.

Ingredientes:
  • 4 huevos medianos.
  • 400 ml. de nata líquida.
  • 60 gramos de nueces troceadas.
  • 180 gramos de azúcar (la receta original lleva 250 gramos).
  • 360 gramos de harina.
  • 1 sobre de levadura en polvo.
  • ralladura de piel de limón.
Preparación:

Empezaremos precalentando el horno a 180º, calor arriba y abajo, sin turbo.

A continuación verteremos en un bol los huevos, la nata líquida y el azúcar y batiremos un poco para mezclar los ingredientes. Seguidamente añadimos la ralladura de limón y mezclamos.
Agregamos la harina y el sobre de levadura en polvo y batimos bien hasta integrar todos los ingredientes. Para ello podemos usar unas varillas eléctricas o una batidora. Añadimos las nueces troceadas y espolvoreadas con un poco de harina para que al hornear el bizcocho no nos queden en el fondo, sino esparcidas por todo el bizcocho. Removemos bien con una espátula, con movimientos envolventes.
Engrasamos un molde con mantequilla y un poco de harina, y vertemos la masa en él. Yo he usado un molde alargado grandecito, tipo plum cake, y lo he forrado con papel de hornear, así no he necesitado engrasarlo.

Horneamos a 180º durante unos 45 minutos, calor arriba y abajo.
Una vez listo lo dejamos enfríar y desmoldamos. Si nos gusta más lo podemos decorar con azúcar glass.


lunes, 15 de octubre de 2012

Guiso de garbanzos (Thermomix)


Llevo muchos días sin publicar debido a un exceso de trabajo y tareas pendientes.Con el principio de curso, reformas en casa y a poquitas semanas de dar a luz a mi hija se hace complicado poder seguir publicando tan asiduamente como antes.

Pero os presento un plato muy sencillo que podemos preparar en un periquete. El tiempo ya empieza a refrescar, han llegado las primeras lluvias y ya van apeteciendo platos de cuchara. Espero que os guste.

Ingredientes para el sofrito:
  • 40 gramos de aceite de oliva.
  • 400 gramos de cebolla.
  • 2 dientes de ajo.
  • 200 gramos de tomate natural triturado.
Resto de ingredientes:
  • 800 gramos de garbanzos cocidos. Pueden ser de bote, aunque el guiso será mucho más sabroso si aprovechamos los que nos sobren del cocido.
  • 2 hojas de laurel.
  • 500 gramos de agua.
  • 2 cucharaditas de postre de comino en polvo.
  • pimienta negra recien molida al gusto.
  • 1 cucharada sopera de concentrado de caldo de verduras casero (si no tenemos podemos poner sal, o caldito de pollo o verduras).
  • cayena (opcional).
Preparacíón:

Ponemos en el vaso los ingredientes del sofrito, troceados. Programamos 10 segundos - velocidad 3 1/2. (para la TH31 programamos 5 segundos - velocidad 5). A continuación programamos 10 minutos - varoma - velocidad 2.
Cuando pare la máquina ponemos 4 cucharadas de garbanzos y el agua y trituramos durante 40 segundos a velocidad 6.
Ponemos la mariposa en las cuchillas y añadimos las hojas de laurel, el concentrado de verduras (o sal o caldito), la pimienta, el comino y la cayena.
Programamos 7 minutos - varoma - velocidad 1.
Incorporporamos los garbanzos restantes y programamos 10 minutos - 100º - velocidad 1.

Nota: Yo he aprovechado los garbanzos del cocido y  he añadido unos pedacitos de pechuga de pollo hervido que también habían sobrado del cocido. De esta manera le he dado más consistencia al plato.

sábado, 1 de septiembre de 2012

Tarta de queso con fruta y almendra



Una tarta de sabor muy suave, que combina muy bien con la fruta. El resultado es un postre ligero y fresquito.

Ingredientes:
  • 4 yogures (preferiblemente naturales, pero también queda bien si le ponéis alguno de sabor).
  • 4 huevos M.
  • 250 gramos de queso fresco (podemos usar queso de untar tipo philadelphia o si queremos la versión light queda perfecto con queso fresco batido desnatado 0% M.G. que podemos comprarlo en Mercadona, Dia,etc).
  • 10 cucharadas soperas de azúcar.
  • 5 cucharadas soperas de harina de maíz (conocida como Maicena).
  • ralladura de limón.
  • azúcar vainillado.
  • canela molida (opcional)
  • fruta fresca al gusto (le podemos poner 4 peras o 4 manzanas o 12 ciruelas, etc)
  • almendra picada.
  • mermelada de albaricoque.
  • ralladura de limón.
Preparación:

En un bol batimos los huevos, los yogures, el queso fresco, el azúcar, la harina de maíz y la ralladura de limón. Vertemos la mezcla en un molde (preferiblemente desmontable) que previamente habremos untado con mantequilla. Sobre la mezcla le pondremos la fruta fresca pelada y cortada a gajos. Sobre la fruta espolvorearemos azúcar vainillado. Si le ponemos manzana o pera queda muy bien añadirle también canela molida.
Horneamos durante 1 hora a 180º. Si usamos el queso fresco batido desnatado, como tiene menos constistencia que el queso de untar, va a necesitar más tiempo de horneado.
Unos 10-15 minutos antes de que finalice el tiempo de horneado sacamos la tarta y la untamos bien con mermelada de albaricoque que previamente habremos desleído con unas gotas de agua. Sobre la mermelada esparcimos la almendra rallada. Volvemos a meter en el horno y acabamos de hornear.
Una vez lista la dejamos enfriar en la nevera para tomarla bien fresquita.




viernes, 24 de agosto de 2012

Spaghetti al horno tia Nina


Después de casi un mes sin publicar os presento una deliciosa receta de diario.
Cuando éramos unos niños pasábamos los veranos en Cala Galdana, con mis primos Manolo y Miriam, y recuerdo que nuestra tia Nina solía preparar esta receta. A mi me encantaba, pero después de tantos años no tenía muy claro cuales eran sus ingredientes ni como prepararla, por lo que le pedí le receta a mi madre. Realmente debía de hacer muchísimos años que no la comía, pero me sigue pareciendo igual de fantástica.

Ingredientes:
  • spaghettis.
  • carne picada mezclada.
  • salsa de tomate.
  • ajo.
  • perejil.
  • queso rallado.
  • sal.

Preparación:

En una cazuela o sartén sofreímos bastante ajo y perejil bien picadito. Añadimos la carne picada, salamos y removemos bien hasta que esté cocida. Finalmente agregamos la salsa de tomate. Reservamos.
En una olla hervimos la pasta el tiempo que nos indique el paquete. Una vez hervida la mezclamos con la mezcla de carne picada.
Forramos una bandeja de horno con papel de hornear y esparcimos bien los spaghettis procurando que quede una capa muy fina. Espolvoreamos con queso rallado.
Horneamos a 200º calor arriba y abajo hasta que estén bien crujientes. Yo suelo poner la bandeja en la ranura superior para que cojan más color y queden tostaditos. En la foto no se aprecia muy bien pero es importante que esten crujientes, en realidad es la gracia de este plato, porque sino serían igual que los spaghetti boloñesa.





miércoles, 1 de agosto de 2012

Sopa de melón con bolitas de sandía


Un entrante ideal y fresquito para estos de días de verano tan calurosos.

Ingredientes: (para 4 vasitos)
  • 1/2 melón.
  • 1 yogur natural.
  • 3 ó 4  hojas de menta.
  • bolitas de sandía para decorar. 
Preparación:

Es tan fácil como quitar la piel y las pipas al melón. Ponerlo cortado a trocitos en la thermomix o en el vaso de la batidora, añadir las hojas de menta y el yogur y triturar bien. Si tenéis la thermomix yo lo hago a velocidad 5 hasta que está bien triturado.
Vertemos en un recipiente y dejamos enfriar en la nevera. Cuando vayamos a servirlo deberemos removerlo bien con una cuchara porque tiende a separarse la parte más líquida de la más densa.
Servimos con las bolitas de melón o con virutas crujientes de jamón serrano. Para preparar estas virutas debemos poner una loncha de jamón serrano envuelta arriba y abajo en papel de cocina (del rollo de cocina de toda la vida) y ponerlo al microondas durante unos segundos hasta que esté bien tostadito y crujiente. Lo cortamos en pedacitos y lo esparcimos encima de la sopa de melón.


domingo, 29 de julio de 2012

Coca de hojaldre con cabello de angel y mermelada de melón



Esta coca de hojaldre es ideal para un día con prisas o una merienda inesperada. Se prepara en un momento y el resultado es fabuloso.
Yo no soy mucho de cabello de angel, por eso hago una mezcla con mermelada de melón casera, me parece que queda más suave y el sabor queda más difuminado, pero para aquellas personas a las que les guste queda genial solo poniendo cabello de angel.

Ingredientes:
  • 1 lámina de hojaldre rectangular. Yo siempre suelo usar la masa de hojaldre fresca del Lidl, para mi gusto es de las mejores que he probado.
  • dulce de cabello de angel. El que venden en tarros en Mercadona es de una calidad excelente.
  • mermelada casera de melón (preferiblemente que no sea muy dulce).
  • 1 huevo.
  • un par de cucharadas de azúcar.
  • opcional: almendra laminada, piñones, azúcar glass,...para cubrir la coca. Aunque yo no le pongo nada, me gusta tal cual.
Preparación:

Precalentar el horno a 220º arriba y abajo.
Sacamos la lámina de hojaldre y sobre el mismo papel la dividimos en dos partes. Si vamos a hacer la capa superior enrejada, debemos cortar la parte que usaremos para cubrir la coca un poco más pequeña que la base. Si la vamos a cubrir con la lámina lisa, pueden ser de igual tamaño.

Con un tenedor pinchamos el centro de la parte más grande de la masa (que será la base) para que el hojaldre no suba en exceso.

Con una cuchara vamos extendiendo la mezcla de cabello de ángel y mermelada (o solo el cabello de angel) sobre la superficie de masa que hemos pinchado, procurando dejar los bordes sin relleno. Debemos tener la precaución de no poner demasiada cantidad de relleno para evitar que con un exceso de humedad la masa quede blanda y poco crujiente.
Con un pincel, mojaremos con un pelín de agua los bordes de la masa para que así se pegue mejor la capa superior.


Si tenemos este rodillo que os enseño en la foto procederemos a hacer el enrejado de la masa de la capa superior.

Queda un enrejado tipo celosía muy vistoso y no parece que sea una coca casera, sino de compra. Abrimos el enrejado con cuidado y cubrimos la coca.Si no tenemos el rodillo podemos hacer algun dibujo con la ayuda de una cuchilla o cuchillo afilado.
Ayúdandonos con los dedos pegaremos bien los bordes de las dos capas, la inferior y la superior, y con un cuchillo recortaremos los lados para que queden bien rectos.

En un vaso batimos el huevo con el azúcar y pintamos la superficie de la coca.

Si queremos después de pintar la coca con el huevo batido podemos adornar la superfície de la coca con almendra laminada o unos piñones. Si tenemos el rodillo para enrejar no es necesario ponerle nada más encima, así ya queda preciosa. A continuación hornearemos la coca. Bajaremos la temperatura del horno ya que lo habíamos precalentado a 220º arriba y abajo y pondremos 200º de temperatura y turbo-ventilador. Hornearemos unos 25 minutos o hasta que el hojaldre esté bien dorado.

Sacamos del horno y dejamos enfriar.

Nota: Otra versión sería hacerlas en formato mini, en vez de una coca grande. Es un poco más laborioso, pero también queda muy bien y si es para llevar a una merienda es más práctico así, en porciones individuales.


Mis libros de cocina

Shelfari: Book reviews on your book blog

Free Cursors