Mostrando entradas con la etiqueta conservas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta conservas. Mostrar todas las entradas

miércoles, 22 de febrero de 2012

"Lemon curd" o crema de limón


El Lemon Curd es una deliciosa y refrescante crema de limón de origen inglés. La podemos untar en tostadas o panecillos como alternativa a la mermelada, usarla para rellenar bizcochos, muffins, tartaletas, creppes, sobre un yogur, o para elaborar la tarta de limón y merengue.

Ingredientes: (con estas cantidades me salieron 2 botes grandes y 2 pequeños)
  • 370 gramos de azúcar (la receta original lleva 430 gramos).
  • 300 gramos de mantequilla.
  • la ralladura de dos limones.
  • 300 ml. de zumo de limón
  • 6 huevos.

Preparación en Thermomix:

Exprimir los limones y colar el zumo.
Poner el azúcar en el vaso de la Thermomix y pulverizar a velocidad máxima durante 5 segundos, abrir la tapa, añadir la ralladura de limón y volver a pulverizar a velocidad máxima durante 20 segundos más. Despúes parar la máquina y añadir el zumo de limón, la mantequilla y los huevos. Seguidamente batir unos segundos y programar 10 minutos - 80º - velocidad 2.

Abrimos la thermomix, removemos con la espátula para comprobar la consistencia y programamos otros 6 minutos más. Si vemos que todavía no esta todo lo espesa que nos gustaría dejarla unos minutos más, pero debemos tener en cuenta que al enfriar gana en espesor.

La introducimos en tarros herméticos, los tapamos bien y los ponemos bocabajo hasta que se enfríen. De esta forman hacen el vacio y se conservan en la nevera hasta 1 mes.

Elaboración por el método tradicional:

Trituramos el azúcar con la batidora, añadimos la ralladura y seguimos triturando. Lo vertemos en un cuenco y agregamos el zumo y la mantequilla. Ponemos el recipiente al baño maría sobre fuego muy suave y removemos hasta que la mantequilla se derrita y el azúcar se disuelva por completo, sin dejar que hierva.

Aparte, batir ligeramente los huevos. Verter a través de un colador sobre el preparado anterior, manteniendo a fuego flojo pero removiendo constantemente con una cuchara de madera. Lo tendremos al fuego hasta que la crema espese.

La introducimos en tarros herméticos, los tapamos bien y los ponemos bocabajo hasta que se enfríen. De esta forman hacen el vacio y se conservan en la nevera hasta 1 mes.

Fuente: La cocina de Auro

martes, 29 de septiembre de 2009

Tomates secos hidratados caseros

¡¡¡¡Hola de nuevo!!!!!

Hace más de un mes que no actualizo el blog, pero he estado ocupadísima. He pasado diez días en Holanda en un intercambio escolar con un grupo de alumnos. Nada más llegar, el domingo por la tarde, tuve que incorporarme al inicio del curso escolar el lunes por la mañana y ponerme al día con todo. La misma semana se me estropeó el ordenador, y entre esto y lo otro hasta hoy no he tenido tiempo para preparar algo nuevo.
Estos tomates los he preparado varias veces y procuro tener siempre algunos en el frigorífico.
De Holanda me traje un cargamento de uno de mis quesos favoritos (Old Gouda) y para degustarlo como se merece, ¿qué mejor que unas tostaditas de pan acompañadas de tomates secos hidratados en casa con un toque de pimienta y albahaca?.
Hoy en día podemos encontrar tomates deshidratados en cualquier supermercado.
Para hidratar los tomates secos o deshidratados debemos sumergirlos en caldo caliente (aunque también podemos usar agua con 1/2 pastilla de caldo) durante un mínimo de 1 hora o hasta que se ablanden y queden bien carnosos. Si los tomates son muy duros, se pueden hervir unos minutos porque a no ser que el líquido esté muy caliente no se ablandan. Luego los dejaremos escurrir bien en un colador.
Para conservarlos los ponemos en un bote de cristal con aceite de oliva al que le podemos añadir dientes de ajo, granos de pimienta o hierbas (albahaca, orégano, etc) cada uno a su gusto. También los podemos conservar en un buen aceite de oliva sin añadir ningún condimento.
Puedes utilizarlos en tostadas de pan, acompañados con queso, en salsas para pasta, picados para usar en una vinagreta para ensaladas, etc.

viernes, 11 de julio de 2008

Mermelada de naranja y menta (thermomix)

Otra deliciosa mermelada de Raquel. Para mi es de las mejores que he probado. No es nada empalagosa ni ácida. Al llevar menta te queda en la boca un sabor fresco muy agradable.

Ingredientes:

  • 800 gr. de naranjas peladas.
  • 500 gr. de azúcar
  • 3 ramitas de menta fresca

Preparación:

Ponemos en el vaso de la thermomix las naranjas ya peladas y troceadas. Trituramos unos segundos a velocidad 4 para que acabe de trocearse. Si no queremos que queden trozos de naranja la trituramos unos minutos más. A mi personalmente me gusta encontrar trozos de naranja, pero va a gustos.
Añadimos el azúcar y mezclamos 3 segundos a velocidad 4.
Ponemos las ramitas de menta sin trocear y programamos 30 minutos - 100º - velocidad 1.
Quitamos el cubilete y si creemos que pueda salpicar ponemos el cestillo invertido encima de la tapa.
Si al finalizar el tiempo vemos que queda demasiado líquida podemos programar unos minutos más a temperatura varoma.
Cuando tengamos al consistencia deseada sacamos las ramitas de menta y procedemos a rellenar los botes. Mejor con ayuda de un embudo para no ensuciar los bordes de los botes.
Tapamos bien y dejamos enfriar boca abajo. Para más seguridad podemos hervir los botes una vez llenos y tapados durante 15 ó 20 minutos para hacer el vacío.

lunes, 30 de junio de 2008

Mermelada de plátano y chocolate


Esta receta es de Raquel, una gran cocinera y experta en mermeladas y confituras varias.

Ingredientes:
  • 1 kilo de plátanos que sean maduros
  • 700 gr. de azúcar
  • 2 limones
  • 2 cucharaditas de postre de nuez moscada molida
  • 130 gr. de chocolate (mínimo 71% cacao).
Preparación en thermomix:

Ponemos los plátanos pelados en el vaso de la thermomix con el zumo del limón y el azúcar y trituramos todo junto durante 4 segundos a velocidad 4.
Añadimos la piel del limón ya rallada y programamos 10 minutos - 100º - velocidad 2.
A continuación añadimos el chocolate cortado en pedacitos y la nuez moscada rallada y programamos 10 minutos - 100º - velocidad 2.
Cuando pare la máquina comprobamos si está suficientemente espesa y si está un poco líquida programamos unos minutos más a temperatura varoma quitando el cubilete.
Luego llenamos los tarros que habremos esterilizado en una olla con agua hierviendo durante unos minutos, los cerramos bien fuerte y los guardamos boca abajo para que se les haga el vacío.

Preparación por el método tradicional:

Pelar los plátanos y ponerlos en una jarra con el zumo de los dos limones. Hacer un puré.
Luego ponerlo en una cazuela, añadir el azúcar y los 4 trozos de limón escurridos (la piel del limón ayuda a espesar), cuando ya ha cocido un buen rato se le añade el chocolate y la nuez moscada.
Seguir cociendo hasta obtener la textura deseada, ha ser ser un poco espesa.
Luego llenamos los tarros ya esterilizados, cerramos bien y los guardamos boca abajo para que se les haga el vacío.

domingo, 16 de diciembre de 2007

Lomos de bonito en aceite



El final del verano es el momento idóneo para preparar mermeladas caseras o hacer conservas de pimientos, tomates, bonito... En esta época abundan alimentos de temporada y es cuando se encuentran en su mejor momento.
Para preparar estos lomos de bonito debemos escoger una rodaja de un kilo de bonito que sea muy fresco y limpiarlo muy bien con papel absorbente de cocina por si tuviera alguna escama o restos de sangre. No lavarlo nunca con agua.

Conservar su piel y su espina central si la tiene.

En una olla poner agua, sal y dos hojas de laurel. Incorporar el bonito. Cocer hasta que veamos que la espina central se desprende de la carne (1 hora y media aproximadamente).
Sacar de la olla, dejar enfriar y quitarle al bonito la piel, la espina central, las que pudiera llevar largas y finas y las venas y carne oscura, si tiene.
Secarlo de nuevo muy bien con papel absorbente de cocina. Colocarlo en un recipiente hermético de plástico, un tupper, encima de varias capas de papel absorbente de cocina. Cerrarlo y guardarlo en la nevera durante unas horas para que el bonito suelte todo el líquido de cocción y el papel lo absorba.
Cuando esté listo, cortarlo en los trozos que nos interese más o menos grandes y meterlos en un recipiente de vidrio procurando llenarlos casi completamente.

Cubrir el pescado completamente de aceite de oliva virgen extra o de aceite de girasol si queremos un sabor más suave (o de una mezcla de los dos aceites) y si nos gusta le podemos añadir laurel o pimienta negra en grano. Cerrar los tarros lo mas fuerte que podamos.
El caldo de cocer el bonito se puede guardar en la nevera o en el congelador para utilizarlo posteriormente en una sopa o crema de pescado o marisco teniendo la precaución de no añadir más sal puesto que este caldo ya lleva demasiada.

En esta misma olla, que no necesitamos limpiarla, volcar agua limpia y cocer los botes durante unas 2 horas.
Una vez listos podréis observar que el aceite queda de un color turbio, pero luego se va aclarando.
Es importante no abrir los botes antes de los tres meses de la fecha de envasado.
Una vez abierto el tarro, conservarlo en el frigorífico.

domingo, 16 de septiembre de 2007

Pétalos de tomate




Esta receta es de Martin Berasategui.

Es muy recomendable hacerla cuando es tiempo de tomates y así podreis tener vuestros botes para el invierno.
Los podéis comer con tostadas de pan o en el bocadillo.

Ingredientes:

  • 8 tomates maduros de tamaño mediano

  • laurel

  • hierbas aromáticas al gusto (mejor si son frescas. Secas también se pueden usar pero no tienen tanto aroma): albahaca, tomillo, etc

  • 8 dientes de ajo

  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

  • 1 cucharadita de café de azúcar

  • pimienta blanca molida

  • sal

Elaboración:

Hacer un corte en cruz de unos dos o tres cm, que solo afecte a la piel, en el culo del tomate. Va muy bien usar un cúter o cuchilla de afeitar.

En un olla con agua hirviendo escaldar los tomates unos segundos y rápidamente refrescarlos en un cuenco con agua y hielo, pelarlos.

Cortarlos en 4 gajos y retirar las pepitas y el agua.

Aliñar en un cuenco los pétalos con el resto de los ingredientes.

Colocarlos separaditos con la parte plana hacia abajo en una bandeja de horno cubierta con papel sulfurizado o silpat, repartir entre ellos los ajos, el laurel y las hierbas aromáticas.

Mantener a horno precalentado a 80º durante 3 ó 4 horas (según tamaño).



Una vez listos meter en botes de cristal y cubrir con aceite de oliva.

Si los vais a consumir en breve os aguantarán máximo una semana en la nevera, sino los vais a consumir podéis cocer los botes al baño maría y así os durarán mucho más tiempo.

Mis libros de cocina

Shelfari: Book reviews on your book blog

Free Cursors