domingo, 29 de julio de 2012

Coca de hojaldre con cabello de angel y mermelada de melón



Esta coca de hojaldre es ideal para un día con prisas o una merienda inesperada. Se prepara en un momento y el resultado es fabuloso.
Yo no soy mucho de cabello de angel, por eso hago una mezcla con mermelada de melón casera, me parece que queda más suave y el sabor queda más difuminado, pero para aquellas personas a las que les guste queda genial solo poniendo cabello de angel.

Ingredientes:
  • 1 lámina de hojaldre rectangular. Yo siempre suelo usar la masa de hojaldre fresca del Lidl, para mi gusto es de las mejores que he probado.
  • dulce de cabello de angel. El que venden en tarros en Mercadona es de una calidad excelente.
  • mermelada casera de melón (preferiblemente que no sea muy dulce).
  • 1 huevo.
  • un par de cucharadas de azúcar.
  • opcional: almendra laminada, piñones, azúcar glass,...para cubrir la coca. Aunque yo no le pongo nada, me gusta tal cual.
Preparación:

Precalentar el horno a 220º arriba y abajo.
Sacamos la lámina de hojaldre y sobre el mismo papel la dividimos en dos partes. Si vamos a hacer la capa superior enrejada, debemos cortar la parte que usaremos para cubrir la coca un poco más pequeña que la base. Si la vamos a cubrir con la lámina lisa, pueden ser de igual tamaño.

Con un tenedor pinchamos el centro de la parte más grande de la masa (que será la base) para que el hojaldre no suba en exceso.

Con una cuchara vamos extendiendo la mezcla de cabello de ángel y mermelada (o solo el cabello de angel) sobre la superficie de masa que hemos pinchado, procurando dejar los bordes sin relleno. Debemos tener la precaución de no poner demasiada cantidad de relleno para evitar que con un exceso de humedad la masa quede blanda y poco crujiente.
Con un pincel, mojaremos con un pelín de agua los bordes de la masa para que así se pegue mejor la capa superior.


Si tenemos este rodillo que os enseño en la foto procederemos a hacer el enrejado de la masa de la capa superior.

Queda un enrejado tipo celosía muy vistoso y no parece que sea una coca casera, sino de compra. Abrimos el enrejado con cuidado y cubrimos la coca.Si no tenemos el rodillo podemos hacer algun dibujo con la ayuda de una cuchilla o cuchillo afilado.
Ayúdandonos con los dedos pegaremos bien los bordes de las dos capas, la inferior y la superior, y con un cuchillo recortaremos los lados para que queden bien rectos.

En un vaso batimos el huevo con el azúcar y pintamos la superficie de la coca.

Si queremos después de pintar la coca con el huevo batido podemos adornar la superfície de la coca con almendra laminada o unos piñones. Si tenemos el rodillo para enrejar no es necesario ponerle nada más encima, así ya queda preciosa. A continuación hornearemos la coca. Bajaremos la temperatura del horno ya que lo habíamos precalentado a 220º arriba y abajo y pondremos 200º de temperatura y turbo-ventilador. Hornearemos unos 25 minutos o hasta que el hojaldre esté bien dorado.

Sacamos del horno y dejamos enfriar.

Nota: Otra versión sería hacerlas en formato mini, en vez de una coca grande. Es un poco más laborioso, pero también queda muy bien y si es para llevar a una merienda es más práctico así, en porciones individuales.


Mis libros de cocina

Shelfari: Book reviews on your book blog

Free Cursors