lunes, 8 de marzo de 2010

Hervido de patatas con espárragos y mahonesa

Me encantan los espárragos trigueros y cuando hace unos días ví los primeros manojos en el puesto de verduras no pude resistirme. La temporada del espárrago triguero suele ser de marzo a mayo, siempre aproximadamente, y durante estos meses me encanta consumirlos en tortilla con unos ajetes y cebolleta, asados a la parrilla o así hervidos con patata y acompañados de mahonesa.


El espárrago tiene un 90% de agua y es bajo en calorías por lo que es aconsejable para las dietas de adelgazamiento. En cuanto a las vitaminas contiene mucha vitamina A y C y en menor cantidad B1, B2, B6, E. Además tienen mucho Potasio, Fósforo, Calcio y Magnesio.

Ingredientes:

  • unos manojos de espárragos trigueros finos (tienen el tallo del grosor de un lápiz).
  • patatas
  • agua
  • sal
  • mahonesa, "all i oli" o lactonesa (al gusto)

Preparación:

Hervir los espárragos y las patatas peladas en agua con sal hasta que esten tiernas.

Aliñar las patatas con aceite de oliva y sal (si lo creemos necesario porque hemos puesto poca sal al agua de cocción). Servir acompañado de mahonesa, lactonesa o "all i oli" y con las manos (aunque parezca un poco guarrito) cogemos los espárragos del final del tallo donde están más duros y los mojamos en mahonesa. Si lo coméis como plato único poned un par de ramilletes por persona.

Nota: Podéis aprovechar el agua de cocción de los espárragos. El agua con que se han cocido los espárragos toma un sabor delicioso y es excelente por sus nutrientes que contiene, la puedes usar para preparar una sopa o crema de verduras.


Fuente: Família Cardona Pons.

Mis libros de cocina

Shelfari: Book reviews on your book blog

Free Cursors