sábado, 12 de diciembre de 2009

Ensalada con granada, piña y queso de cabra rebozado


Después de tanto dulce, hoy toca ensalada. Ya sé que es una receta muy simple, pero algunas personas me han comentado que cuando frien el queso rebozado se les abre y sale todo el queso. Voy a explicar como lo preparo yo.

Ingredientes:
  • lechugas variadas
  • unas rodajas de piña natural
  • unos granos de granada
  • queso de cabra
  • un huevo batido
  • harina
  • pan rallado normal (sin ajo ni perejil)
  • aceite
  • aceto balsámico de módena
  • sal

Preparación:

Previamente debemos poner el queso en el congelador para que al freirlo esté muy frio y evitar que se deshaga. No hace falta que esté congelado, pero si muy frio.

Cortamos el queso en trozos más o menos regulares y lo pasamos por huevo batido, luego lo embadurnamos en harina pero procurando que no quede un exceso. Lo volvemos a pasar por huevo batido y finalmente por pan rallado. Apretamos bien para que el pan rallado quede bien adherido al queso. Luego lo freimos en aceite bien caliente.

Lo podemos servir en una ensalada con lechugas variadas, piña fresca y granos de granada (podemos cambiar las frutas al gusto: higos, manzana, pera, caqui sharoni, ...).
Finalmente la aliñamos con sal, aceite y aceto balsámico de Módena.
Si no nos gusta el queso de cabra, podemos cambiarlo por un cammembert, que es un queso de sabor más suave y también queda perfecto.

Nota: Una vez lo hemos pasado por huevo, harina, otra vez huevo y luego pan rallado lo podemos congelar. Así, cuando lo necesitemos no tendremos más que sacarlo del congelador y freirlo directamente, sin dejarlo descongelar.
Otra opción: Este queso rebozado queda genial como entrante acompañado de mermelada de frambuesa o frutas del bosque.

Consejo para extraer los granos de las granadas: Una forma fácil de extraer los granos de las granadas consiste en partir la fruta por la mitad, coger media granada, apretar un poco para que se aflojen los granos, y sobre una fuente o plato, con parte que hemos cortado hacia abajo, se la golpea en la piel con el mango de una cuchara de madera. De esta forma los granos caerán solos.

Mis libros de cocina

Shelfari: Book reviews on your book blog

Free Cursors