sábado, 1 de octubre de 2011

Speculaas... o añoranza de Holanda


Canela, clavo, nuez moscada, jengibre en polvo, cardamomo y pimienta blanca son los ingredientes principales para conseguir el sabor y aroma característico de las galletas speculaas, speculoos o spekulatius.

Son unas galletas navideñas típicas de Holanda, Bélgica y Alemania. En Holanda se preparan exactamente el día 5 de diciembre para la fiesta Sinterklaas, que es parecida a la celebración de los Reyes Magos española. Me he adelantado un par de meses, pero todo tiene su explicación.
Los cuatro últimos años he viajado a Holanda, siempre en el mes de septiembre, con un proyecto Comenius y junto a un grupo de alumnos de mi instituto y otros 2 profesores de educación física. Pasábamos 10 días fantásticos realizando rutas en bicicleta en compañía de alumnos y profesores del instituto Oscar Romero de Hoorn. Luego, cada mes de mayo, la expedición holandesa visitaba Menorca y recorríamos parte de la isla en mountain bike.
El proyecto era para cuatro años y como todo lo bueno se acaba, esto también. Eso sí, nos quedan unos recuerdos imborrables y una gran amistad con nuestros amigos holandeses.


Este mes de septiembre, no he podido evitar sentir añoranza, y recordar alguno de los sabores holandeses como el Vla Flip o las galletas speculaas ayuda a sentirte un poco más cerca de Holanda.

Las galletas speculaas, debido a las especias que llevan, tienen un olor y sabor muy característico. Cuando empecé a hornearlas el olor se extendió enseguida por toda la casa. El resultado son una galletas de color marrón (aunque en la foto parecen de un color más claro, no se aprecia bien), finas y muy crujientes.  
Lo que hace especiales a las Speculaas es la forma que adquieren. Para cortarlas, se utilizan moldes con formas navideñas, y suelen venderse en los mercados de Navidad durante noviembre y diciembre. Yo usé un cortapastas pequeño en forma de estrella.

Ingredientes:
  • 350 gr. de harina
  • 250 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 250 gr. de azúcar moreno
  • 100 gr. de almendra cruda rallada
  • 1 huevo
  • 2 cucharaditas de levadura química
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1 cucharada sopera de especias para speculaas (compré un bote de la mezcla ya preparada en un supermercado de Holanda)
Preparación:

En un bol y con la ayuda de unas varillas eléctricas batimos la mantequilla con el azúcar. A continuación añadimos el huevo y seguimos batiendo con las varillas. Añadimos la almendra rallada y la harina mezclada con la levadura y el bicarbonato.
Si vemos que la masa queda poco practicable, se le puede añadir un poco de leche (una o dos cucharadas), aunque a mi me quedó perfecta.

La envolvemos en film de cocina y reservamos en el frigorífico de un día para otro, para que se impregne bien la masa de los sabores de las especias.

Para preparar las galletas extendemos la masa con el rodillo entre dos film de cocina y las cortamos con un cortapastas .
Se hornean a 180º durante 15 minutos, cuidando que no se quemen, se sacan del horno y se dejan enfriar sobre una rejilla

Nota: La mezcla de especias se conoce como Speculaaskruiden-spice y también la podéis preparar en casa y guardarla en un bote hermético. La proporción seria la siguiente:
  • 8 cucharaditas de canela
  • 2 cucharaditas de nuez moscada
  • 2 cucharaditas de clavo
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo
  • 1 cucharadita de cardamomo
  • 1 cucharadita de pimienta blanca
Una vez tenemos la mezcla preparada la podemos usar en otros postres, es una mezcla muy aromática.
Fuente de la receta: Las recetas de mamá.


Mis libros de cocina

Shelfari: Book reviews on your book blog

Free Cursors