domingo, 15 de agosto de 2010

Konnichiwa!!!

Después de un merecido descanso, ya estoy de vuelta.
Nuestras vacaciones en Japón han sido fantásticas y la cultura japonesa nos ha encantado. Sin duda alguna, un pais que merece la pena visitar.

Con las pilas cargadas a tope y como todavía nos quedan unos días más de vacaciones me podré dedicar a preparar nuevas cositas, que ya tengo ganas. Tantos días sin cocinar me produce síndrome de abstinencia jajaja. Está bien que durante unos días no tengas que cocinar, y te lo den todo preparadito en los restaurantes, pero después de varias semanas fuera de casa también apetece un poco de comida caserita. Si soy sincera la comida japonesa no es mi preferida, vamos, que no me apasiona, pero me ha gustado descubrir nuevos sabores totalmente desconocidos para mi y me ha sorprendido gratamente su grado de elaboración y el exquisito cuidado en su presentación.

Os pongo algunas fotos gastronomicas para compartir este viaje también con vosotros.

Desayunando en el ryokan (alojamiento típico japones).


Señoras japonesas preparando TAKOYAKI en un puesto callejero. Son unas bolas del tamaño de la de Ping Pong que llevan masa de harina de trigo con huevo y agua, trozos de pulpo, jengibre encurtido y troceado, alga nori, etc. Se asan en un tipo de plancha de hierro con huecos en forma semicircular, y se sirven con salsa tipo worcester.

Brochetas de marisco (conservadas del calor con un super cubito de hielo). Las vendían en la calle y te las cocinaban al momento.

Un niño eligiendo un helado en un puesto callejero. Aunque más bien era una fruta o sirope como relleno de un cubito de hielo.

En estas fotos podéis ver unos precios desorbitados de la fruta, por muy original que sea la forma de la sandía, no dejan de ser unas simples sandías al módico precio japones de 105 y 136 Euros.


Si le ponen lazo al melón y te lo sirven en paquete de regalo, su precio son 105 Euritos.
En los supermercados, la fruta no era tan exclusiva ni tan bien envasada como en estas fotos pero el precio era igualmente carísimo. Una tajada de sandía o un melocotón podía costar entre 6-8 euros por pieza.

Cocineros en un restaurante preparando OKONOMIYAKI. Consiste en una masa con harina, agua, huevo, repollo cortado en juliana a la que se le añaden ingredientes al gusto (carne, ostras, calamar, etc) dependiendo del tipo de okonomiyaki que desees.Una vez listo el okonomiyaki, se cubre con una especie de salsa barbacoa, mahonesa y katsuobushi (pescado seco en láminas muy finas. Tan finas que se movían solas jajaja).


Caja BENTO.Son paquetes o cajas de comida que se puede llevar fuera de casa y que incluyen varias comidas individuales. El bento tradicional consiste en arroz, pescado o carne, y alguna comida de verduras escabechadas o cocinadas como plato secundario. Las puedes comprar en diferentes sitios, como las estaciones de tren, y relamente fueron muy prácticas cuando disponíamos de poco tiempo para comer.

Otra curiosidad es que en la mayoría de los restaurantes tienen la comida reproducida en plástico en el exterior. Muy cómodo porque así puedes ver lo que ofrecen en el interior (más o menos, porque algunas veces no sabía si era pescado, carne o verdura) aunque no entiendas nada de nada de la carta en japonés. En la foto podéis ver un ejemplo. Todo era plástico, la bebida también. ¿A que parece real?

3 comentarios :

Les millors fotos de Menorca dijo...

Ohhh que monos amb es kimonos !!!

Sole i Ivan :-)

Dragunov dijo...

Aquest tipus de cuina tan exclusiva de Japò no em resulta interessant a nivell casolà i a Menorca. Una altra cosa és quan un hi és de turisme o bé puntualment en un restaurant japonès (et recomano el Yuzu de Dalt els Penyals, Ciutadella). Precisament va ser arran d’un sopar a aquest restaurant que em vaig interessar en aprendre a fer yakimeshi (arrós frit japonès). És un plat que et recomano, molt fàcil de preparar i que es pot fer amb ingredients locals (arròs, porro, ceba, pastanaga, ou...). Els únics condiments un poc atípics són la salsa de soia i un combinat d’espècies japonès anomenat Shichimi togarashi (en vaig aconseguir un poc per mitjà del mateix restaurant). A Youtube trobaràs diverses versions, totes elaborades amb wok, però no hi ha problema en fer-ho amb paella normal. Una altra cosa que m’agradaria saber fer és la salsa agra-dolça xinesa.

Arantxi dijo...

Qué gracia! Nosotros también estuvimos en el 2010 en Japón! Chulo eh??

Saludines

Mis libros de cocina

Shelfari: Book reviews on your book blog

Free Cursors